<$BlogRSDUrl$>

domingo, noviembre 16, 2003

Un lugarcito para los documentalistas de aplicaciones informáticas. 

Los bibliotecarios y documentalistas, además de catalogar, clasificar, referenciar, buscar y encontrar, estamos formados para organizar la información, para intentar comprender lo caótico y a partir de allí reconstruir un sistema, estructurar y armar jerarquías temáticas, armar una secuencia de pasos, de métodos, de sesiones. Pocos saben y comprenden esto.
Hay algunas empresas de desarrollo de software que han "atrapado" bibliotecarios documentalistas para diseñar sus manuales de usuarios, de instalción, de configuración, ayuda en línea, etc., pues, es más que lógico...si nos ponemos a pensar, el desarrollo de un manual significa estructurar y jerarquizar información, describir elementos (procesos, operaciones, etc.), manejar o crear cierta terminología prestablecida y consistente para ir construyendo contenido que a la larga formará parte de una base de datos cuya información deberá estar disponible para ser recuperada.
Este perfil encuadra perfectamente en un bibliotecario documentalista y se abre otra puerta para quienes se interesan por esta especialidad...además les ahorramos el tiempo de "documentar" a los informáticos que les aseguro detestan hacer esto.
Por supuesto que esta tarea se complementa con redactores técnicos, aunque en algunos casos los mismos documentalistas pueden llegar a ocuparse de la redacción (Resources for technical writers )

Nos pareció interesante mostrar otra cara de nuestra profesión y de alguna forma dar a conocer otra especialidad bibliotecológica documentalista.
Para ampliar pueden leer el artículo "Diseño y desarrollo de manuales de Software" que publiqué en el Boletín N° 1 de la AHDI en enero de 2003.
Comments: Publicar un comentario