<$BlogRSDUrl$>

miércoles, noviembre 26, 2003

Alfabetización en información - El rol bibliotecario I 

Con este post inicio una seguidilla de reflexiones acerca de lo que acontece en la educación superior, la formación en el acceso a la información, el rol del bibliotecario y de la biblioteca universitaria.
Desde hace poco tiempo se viene analizando la "forma en que se forma" a los estudiantes, los graduados e investigadores para acceder y usar la información. Los cambios en estas actividades son enormes y seguirán en aumento.
Uno de los factores que incide en estos cambios es la implementación de la educación semipresencial y no presencial y la factibilidad de acceder a más información de manera personal.
Cuál es el rol de los bibliotecarios en este sentido?...quizás hasta podríamos decir que se abre un nuevo campo de acción, pues, a mi entender se requiere incorporar materias transversales (no tan optativas) en las distintas carreras que formen en el acceso y uso de la información dictadas por profesionales bibliotecarios. Un artículo muy interesante que puede ampliar esta reflexión es Algo más que información: la necesaria alianza entre información y comprensión de Ana María Sanllorenti. En él se hace hincapié en las necesidades de formación en este aspecto en los distintos ámbitos universitarios, extraigo esta frase del artículo que me pareció interesante:

"Los bibliotecarios tienen un especial reconocimiento de la importancia y necesidad de la educación continua en su desempeño profesional y viven la actualización permanente de sus competencias para el acceso y uso de la información. Esta situación los ubica en un lugar de privilegio para ejercer un rol docente activo dentro de las bibliotecas universitarias"

agregaría...¿por qué no en la formación misma de los estudiantes desde sus mismas aulas?
y en este sentido incluyo una de las conclusiones dadas en DESARROLLO DE HABILIDADES INFORMATIVAS EN SISTEMAS UNIVERSITARIOS: ¿POR QUÉ Y PARA QUIÉN? de Jesús Cortés:

"La alfabetización informativa no es una tarea exclusiva para los bibliotecarios, sino que parte del éxito dependerá de que éste sepa interactuar adecuadamente con los demás participantes en el proceso educativo y otros sectores de la sociedad".

Si los bibliotecarios pudiéramos ser parte directa de la formación de estudiantes universitarios, la formación de usuarios en las bibliotecas universitarias podría ser, cada vez más, de alta calidad.
y en este sentido...cómo deberíamos modificar la formación de los futuros bibliotecarios para que se encuentre acorde a las necesidades reales y potenciales y no estén enmarcadas en las necesidades del pasado...continuará.


(0) comments

miércoles, noviembre 19, 2003

Gestionar conocimiento 

Esta es una época de desafíos en donde los paradigmas se han modificado, desplazandose hacia los servicios a los usuarios.
Los bibliotecarios/as nos vemos particularmente afectados/as y nuestras competencias deben ajustarse a una sociedad que nos demanda más y más (no hacer esto). Flexibilidad y adaptación son las palabras a utilizar.
En esta Sociedad del Conocimiento en la que nos encontramos, ¿qué sería más lógico que tratar de gestionar el conocimiento en nuestras bibliotecas?.
Más allá del origen empresarial del concepto y sus prácticas relacionadas, nuestras unidades de información son el lugar en donde aplicarlas. En dónde el corazón de la idea que las sustenta es compartir (información y conocimientos) para que cada uno pueda aprovechar estos elementos en la construcción de su propia y particular sabiduría....

En conclusión: Gestionar conocimiento es compartir conocimiento, tan fácil y tan difícil como eso... Las bibliotecas son buenos lugares para hacerlo... y adaptar nuestras competencias al entorno y al paradigma imperante forma parte de nuestra profesión...
(0) comments

domingo, noviembre 16, 2003

Un lugarcito para los documentalistas de aplicaciones informáticas. 

Los bibliotecarios y documentalistas, además de catalogar, clasificar, referenciar, buscar y encontrar, estamos formados para organizar la información, para intentar comprender lo caótico y a partir de allí reconstruir un sistema, estructurar y armar jerarquías temáticas, armar una secuencia de pasos, de métodos, de sesiones. Pocos saben y comprenden esto.
Hay algunas empresas de desarrollo de software que han "atrapado" bibliotecarios documentalistas para diseñar sus manuales de usuarios, de instalción, de configuración, ayuda en línea, etc., pues, es más que lógico...si nos ponemos a pensar, el desarrollo de un manual significa estructurar y jerarquizar información, describir elementos (procesos, operaciones, etc.), manejar o crear cierta terminología prestablecida y consistente para ir construyendo contenido que a la larga formará parte de una base de datos cuya información deberá estar disponible para ser recuperada.
Este perfil encuadra perfectamente en un bibliotecario documentalista y se abre otra puerta para quienes se interesan por esta especialidad...además les ahorramos el tiempo de "documentar" a los informáticos que les aseguro detestan hacer esto.
Por supuesto que esta tarea se complementa con redactores técnicos, aunque en algunos casos los mismos documentalistas pueden llegar a ocuparse de la redacción (Resources for technical writers )

Nos pareció interesante mostrar otra cara de nuestra profesión y de alguna forma dar a conocer otra especialidad bibliotecológica documentalista.
Para ampliar pueden leer el artículo "Diseño y desarrollo de manuales de Software" que publiqué en el Boletín N° 1 de la AHDI en enero de 2003.
(0) comments

Un poco más distendidas 

Ya dimos unos cuantos examenes finales y nos ha ido más que bien.
En la cátedra que ayudó a dar origen a Niggle nos fue unos....diez puntos, je! ;)
Todavía quedan algunos finales más.

(0) comments

sábado, noviembre 08, 2003

Un mes dificil con buena cosecha...Esperamos! 

Este mes los post de Niggle serán algo salteados (1 post por semana, tal vez...)
Estamos en la época que nos llega a todos los que estamos estudiando.
¿Nadie adivinó? Si!! aquella señora de pollera larga, rodete y gafas adivinó: por Buenos Aires llegó la época de entregas y exámenes finales. No nos dan las neuronas para todo...
Pero, seguiremos adelante. Por eso les pedimos a nuestros seguidores que sepan disculpar alguna que otra irregularidad (en la periodicidad, en el contenido, en cualquier cosa...) atribuibles a un par de neuronas en mal estado o en cortocircuito sináptico.
Ya comentaremos cómo nos fue, sobre todo en la materia en la que surgió la idea para el nacimiento de Niggle.

(0) comments

lunes, noviembre 03, 2003

Medio millón de nuevas bibliotecas 

La información publicada en Internet asciende a un ritmo de 30% por año desde 1999.
Los números escapan a nuestra imaginación.
Durante el año 2002, según un estudio de la Universidad de Berkeley (California) titulado "How much Information 2003?" la información que se publicó en Internet se asemeja al volumen de medio millón de bibliotecas del tamaño de la Biblioteca del Congreso de Washington, esto sería igual a 5 exabytes = 5 millones de terabytes = 5 mil millones de megabytes.
En tres años el uso de los soportes magnéticos (discos duros) creció un 80%, siendo éste el sistema de almacenamiento preferido.
600 millones de personas en el mundo acceden a Internet (el 53% de la población mundial) invirtiendo el 13% de su tiempo mensual y envían 5.000 millones de mensajes instantáneos por día y 31.000 millones de mensajes a diario también.
En el año 2000, se esperaba que en la actualidad se llegase a un volumen de entre 20 y 50 terabytes de información, los valores fueron mucho más altos pues, a mediados de este año se calcularon 167 terabytes.
Se puede ampliar información en La Vanguardia Digital (con suscripción gratuita) o en Lavinia
(0) comments